lunes, 8 de julio de 2013

Snowden destapa un secreto a voces

En las últimas semanas se ha armado gran revuelo en la prensa nacional e internacional respecto a la filtración por parte de Edward Snowden, antiguo empleado de la CIA, de documentos calificados como "top secret" pertenecientes a dicha organización que han mostrado los programas de espionaje llevados a cabo por diversos gobiernos de los EEUU y continuados por el presidente Barack Obama.

Las informaciones reflejan verdaderos sistemas de espionaje, apoyados por diversas empresas de Internet y redes sociales como Google, Facebook y Yahoo, que, con la excusa mas que conocida de peligro terrorista, han puesto en riesgo la privacidad de millones de personas. Pero esto no acaba aquí, si al principio nos llevábamos las manos a la cabeza por los tejemanejes del país americano y sus servicios de inteligencia, ahora nos enteramos de que aquí, en Europa, países como Francia y Alemania han ejercido políticas similares y, en algunos casos, hasta mas agresivas. El carácter democrático occidental empieza a estar en cuestión.

Si nos alejamos de la polémica principal, destapada por Snowden, nos encontramos con una auténtica persecución, comandada por EEUU, para encontrarle y juzgarle, miren que curioso, en "nombre de la democracia". Las informaciones aparecidas no solo ponen en entredicho la seguridad de nuestros datos personales si no que además dejan ver la mas que cuestionable acción democrática de los estados occidentales en materia de espionaje.

El problema es serio y desde luego lo último que necesitamos es que ahora varios países, entre ellos algunos de mas que dudosa integridad democrática como Rusia y Venezuela, se peleen por dar asilo político a nuestro protagonista en un movimiento electoralista y profundamente antioccidental. Europa y EEUU deben limpiar su imagen desde ya para que los ciudadanos no comiencen a perder interés por nuestro sólido sistema democrático y huyan a modelos populistas que les prometan el cielo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario