lunes, 15 de julio de 2013

Periodismo con mayúsculas

En los últimos años hemos asistido en España a una auténtica transformación de los medios de comunicación debido a las nuevas corrientes que se abren dentro del periodismo y también a la profunda crisis que vive la profesión la cual ha obligado a la reconversión y a la búsqueda de nuevos modelos.

Si la crisis es ya de por si destructora, en el periodismo está llevando al declive a muchos medios de comunicación que se creían inmortales, como el diario El País, los cuales han visto reducida su capacidad de crecimiento y consolidación, debido a los recortes, dando paso a nuevos medios digitales que recogen el testigo de los tradicionales y que rescatan a grandes periodistas damnificados de esta guerra, tanto económica, como ideológica.

Si bien la prensa en papel conoce su decadencia, la prensa digital se está consolidando en alternativa para seguir ejerciendo el periodismo de la manera más libre posible. El Diario.es, la apuesta de Ignacio Escolar tras el desaparecido, al menos en papel, diario Público, ha conseguido reunir a una cantidad de lectores nunca imaginada en este formato y ha supuesto el punto de partida para nuevos medios, como Infolibre, que están dando mucho que hablar y que han puesto a debate la viabilidad de los modelos tradicionales.

Si el periodismo de la prensa vive tiempos convulsos, en la televisión las cosas no andan muy desencaminadas. El territorio ha estado marcado estos últimos años por la desaparición de CNN+, el canal de noticias de PRISA, que Juan Luis Cebrián decidió destruir tras su venta a Mediaset, las fusiones de Telecinco y Cuatro, mermándose la calidad de esta última, la vuelta a la parcialidad en TVE y desde luego el plato fuerte y más sonado, la fusión de Antena 3 y La Sexta en un movimiento muy inteligente de José Manuel Lara, presidente de Grupo Planeta.

Así pues, mientras con la primera fusión hemos perdido en información y ganado en entretenimiento a toda costa, con la segunda La Sexta se ha consolidado como cadena privada de referencia para la izquierda con una sólida apuesta por la información y el análisis político y social y un nutrido grupo de periodistas donde sobresalen el mediático Jordi Évole, protagonista del fenómeno Salvados, una apuesta por el periodismo de investigación de éxito descomunal, y Ana Pastor, la popular periodista, exconductora de 59 segundos y Los Desayunos de TVE, ahora en CNN ,y desde apenas unos días presentadora del nuevo formato El Objetivo que busca la veracidad y que trae a España el revolucionario sistema FactCheck de verificación de datos tan de moda en los países anglosajones. 

Visto el análisis se puede concluir con que el periodismo en España no pasa por su mejor momento pero que a la vez la capacidad de reinvención ha conseguido crear nuevos medios y desde luego mejorar la oferta informativa.


No hay comentarios:

Publicar un comentario