lunes, 8 de julio de 2013

Crisis en el PSOE

Desde el batacazo de Noviembre de 2012, el PSOE muestra claros signos de cansancio con un líder de la oposición que parece desaparecer de entre la niebla. Rubalcaba está pero no está, si antes veíamos a un ministro de interior en la era Zapatero que defendía a capa y espada a su partido, con energía y que se constituía como el mayor punzón contra la oposición destructora de los populares, hoy don Alfredo esta falto de iniciativa, perdido en una situación que no termina de remontar.

Bien es cierto que tampoco podemos pedir grandes avances a un partido que quedó profundamente marcado por el fracaso estrepitoso de las últimas elecciones y que, en los últimos meses, ha sido salpicado por casos de corrupción para regocijo de sus detractores. El caso de los EREs de Andalucía esta siendo una verdadera pesadilla para los socialistas que se ven acorralados por las malas políticas llevadas a cabo por algunos compañeros de partido. 

La jueza Alaya ha destapado una importante trama que, si bien no dudamos de sus posicionamientos, si que sorprende la forma arbitraria de exponer las informaciones, que casualidad coincidentes con momentos simbólicos en el PSOE de Andalucía como la no renovación de Griñán al frente de la Junta. Lo que esta claro es que el partido debe condenar de forma general la corrupción y nunca debe caer en el error de realizar la misma reacción contra los jueces muchas veces repetida en el PP.

Es cierto que Ferraz debe ponerse las pilas ante los próximos comicios europeos y, en general, ante los problemas internos que han aparecido pero desde luego el objetivo mas importante del partido debe ser centrarse, como ya lo está haciendo, en los problemas de los ciudadanos mostrando una imagen diferenciada que pueda acabar con los estigmas del "PPSOE" a los que lleva tiempo expuesto.






No hay comentarios:

Publicar un comentario